Confía, Jesús está en la barca

Luego subió a la barca y sus discípulos lo siguieron. De repente, se levantó en el lago una tormenta tan fuerte que las olas inundaban la barca. Pero Jesús estaba dormido. Los discípulos fueron a despertarlo… «¿Qué clase de hombre es este, que hasta los vientos y las olas le obedecen?» Mateo 8:23-27

Tal vez estás pasando por momentos difíciles en los que se ha levantado una tempestad tan grande que cubre la barca y que las olas te están golpeando fuerte, tal vez problemas financieros, en el matrimonio, un engaño, una depresión, un desanimo, quizás miedo; tantas cosas que pueden estar pasando en tu vida que piensas que no hay solución y que la barca colapsa.

En medio de toda esa tempestad es hermoso saber que tenemos un capitán que va en nuestra barca y su nombre es Jesús de Nazaret, que aunque soplen los vientos y se levante el mar confiamos en que él está al frente del timón.

La palabra nos enseña que aunque los discípulos tuvieron miedo y la fe menguó a tal punto que fueron corriendo al Maestro para que los salvara, fue esa circunstancia que los ayudó a fortalecer su fe. Así mismo nosotros debemos aprender a adorar y confiar en el Señor cuando las cosas no van bien; confiar que nuestro capitán pelea por nosotros y está con nosotros tal cual como lo dijo: “estaré con ustedes hasta el fin del mundo”.

En Hechos 16, vemos cómo Pablo y Silas en la cárcel de filipos los aseguraron atándoles los pies a un cepo para que no se escaparan, más su boca estaba libre para adorar al Señor. La palabra nos enseña que a media noche mientras ellos alababan al Señor y los presos escuchaban vino un terremoto de tal manera que sacudió la cárcel, las puertas se abrieron y las cadenas de todos se soltaron.

Si nosotros nos enfocamos en adorar a Dios en medio de la tempestad, las cadenas se romperán y aquellos que nos rodean también experimentarán libertad por el nombre de Jesús, así como le sucedió a los presos que escuchaban a Pablo y Silas cantar en medio del encierro, porque en medio de ellos como en medio de nosotros el Señor se hace visible.

Confiemos en el Señor porque Él está en la barca, aunque crees que se hunde Jesús de Nazaret es el capitán que te dirige y te dará gran bonanza en tu vida. Pon tus problemas en las manos del Señor y sigue confiando que a tu lado está y toda cadena se rompe y milagros empiezan a suceder en el nombre de Jesús.


Tibisay Altagracia Peguero

Comunicadora hispana

Reto 440

Acerca de Contexto Media Group 3980 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.