Conquistando las Quejas

“Hagan todo sin quejarse y sin discutir, para que nadie pueda criticarlos…y brillen como luces radiantes en un mundo lleno de gente perversa y corrupta”. Filipenses 2:14-15

Una vida abundante en Cristo es una vida contenta, feliz, y gozosa! Una de las cosas que matan el gozo en la vida son las quejas y personas quejumbrosas no gozan de la vida. Hay por lo menos 4 tipos de personas quejumbrosas:

El “Llorón”: Se levanta “llorando” y se acuesta “llorando” y es como nube en época de lluvia…llora.

Muchas personas pasan por la vida llorando y lamentándose de que “la vida no es justa”. La vida nunca será justa aquí en la tierra. Cuando lleguemos al cielo encontraremos justicia y dice la palabra que Dios secará todas nuestras lagrimas (Apocalipsis 21:4).

El “Mártir”: Aguanta los problemas solo para demostrar luego que fue un mártir por soportarlo todo. Los mártires se quejan cuando otros no trabajan o faltan al culto como si ellos fuesen los únicos que siempre tienen que hacerlo todo.

La palabra dice “Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente” (Colosenses 3.23).

El “Cínico”: Al cínico no le gusta la situación, pero asume su queja como si no le hace “ni fu – ni fa”, pero en realidad se está quejando en su interior usando frases como “siempre ha sido así” y “nada se puede cambiar”.

El cinismo no es meramente desaprobación, es la necesidad de desaprobar continuamente a otras personas y esto conduce a un espíritu quejumbroso.

El “Perfeccionista”: Para este tipo de quejumbroso nada es bueno, nunca algo se ha hecho bien. Se puede cambiar todo y mejorar todo, pero para el quejumbroso perfeccionista las cosas nunca están bien.

El disfraz de este tipo de personas es: “Me gusta que se hagan las cosas bien”. La palabra nos hace recuerdo de no juzgar a los demás, pues seremos tratados de la misma forma en que tratamos a los demás (Mateo7.1).

CONCEPTO IMPORTANTE

Muchos sirven para hacer notar a todos lo mucho que tienen que sufrir por la causa. Otros se camuflan y disfrazan de buenas intenciones como el perfeccionismo o inclusive el cinismo. Pero todas estas actitudes son motivadas por la carne.

David se lamentaba ante Dios de las personas que lo perseguían que lo querían acabar, pero él tomó una determinación diciendo “Estoy cansado de llorar” (Salmos 6.6). Para combatir el espíritu de queja debo de tomar una determinación en mi corazón que lo único que estoy logrando es dañarme a mi mismo y a otros.

Pablo nos hace recuerdo que nuestra misión es brillar nuestra luz ante un mundo que esta lleno de gente quejumbrosa y que nosotros no somos uno más del montón, sino que estamos aquí para marcar la diferencia. ¡Por tanto, toma hoy una decisión de decirle NO al espíritu de la queja!

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesus hoy vengo delante de ti para pedirte perdón por mi espíritu de queja. Hoy renuncio a ese espíritu quejumbroso y te ruego que cambies mi lamento en baile para brillar mi luz en este mundo que tanto te necesita.

Fuente: Venga Tu Reino Hoy Pastor. Arnold Enns

Permitimos la reproducción de esta noticia utilizando la acreditación de la fuente: ContextoMediaGroup.com

Acerca de Contexto Media Group 3980 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.