Deja que la Palabra de Dios Active Tu Fe

“La fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo.” (Romanos 10:17 NVI)

La mayoría de nosotros no somos seguros ni valientes. La mayoría de nosotros tenemos muchos miedos. Tenemos miedo a asumir riesgos, miedo al fracaso y miedo de morir. Nosotros no estamos caminando con confianza porque no somos gente de fe.

¿Quieres ser una persona de fe? La fe es la Palabra de Dios activada. La Biblia dice en Romanos 10:17, «La fe viene como resultado de oír el mensaje y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo» (NVI).

Si has leído alguna vez un versículo en la Biblia y de repente pensaste, «¡Yo puedo hacer esto! ¡Yo puedo hacer esto!» Tu fe ha sido activada por la Palabra de Dios.

Es la diferencia entre la Biblia y los libros de autoayuda. Los libros de autoayuda generalmente brindan información útil. Pueden decirte lo que debes hacer, pero simplemente no te da el poder para hacerlo. Los libros de autoayuda dicen que debes dejar de preocuparte o que debes renunciar a todos tus malos hábitos. Eso sí es útil, pero no tienen el poder para cumplir con el consejo. Esos libros no están vivos.

Pero la Palabra de Dios no sólo te dice qué hacer; sino que te da el poder para hacerlo y aumenta tu fe para hacerlo.

Cuando leí las miles de promesas en la Biblia donde Dios dice que Él va actuar en nuestro nombre si le obedecemos de alguna manera, eso me da confianza. Sé que si hago lo que Dios me pide, Él ha prometido un cierto resultado.

Durante la mayor parte de 1981 estuve deprimido. Me acababa de mudar al Sur de California para iniciar Saddleback un año antes. Estaba agotado emocionalmente, mentalmente, físicamente y espiritualmente. Me sentía como si hubiera una nube sobre mi cabeza de la cual no podía escapar.

Nunca voy a olvidar algunos de los versículos que realmente activaron mi fe: Éxodo 23:29-30 dice: “Sin embargo, no los desalojaré en un solo año, no sea que, al quedarse desolada la tierra, aumente el número de animales salvajes y te ataquen. Los desalojaré poco a poco, hasta que seas lo bastante fuerte para tomar posesión de la tierra.”

Dios había prometido a los Israelitas la Tierra Prometida. Iban a cruzar el río Jordán en Israel y a tomar algunas tribus que ya vivían allí. No pensaban que podrían hacerlo. Pensaban que el objetivo era demasiado grande.

En Éxodo 23:29-30, Dios les está diciendo a los Israelitas, «¿Conoces estos enemigos? Son más grandes que tú, pero no les voy a dar toda la tierra en el primer año. Van a irla tomando poco a poco, una batalla a la vez. Se van a ir haciendo más fuertes. Cuando sean lo suficientemente fuertes para manejar todo, entonces lo tendrán todo.»

Cuando leía estos versículos, era como una promesa directa  para mí. Me di cuenta que no tenía que hacerlo todo en el primer año. Voy a pasar el resto de mi vida sirviendo a Jesucristo y lo haré en Su horario y a Su ritmo.

Ese entendimiento me dio confianza para asumir metas enormes. La Palabra había activado mi fe. La palabra de Dios puede activar tu fe, también.

Reflexiona Sobre Esto

– ¿Qué quieres que Dios realice en tu vida? ¿Crees que Él lo hará?

– ¿Qué piensas que Dios quiere cumplir en tu vida? ¿Estás confiado de que Él te dará lo que necesitas?

– ¿Cuál de las promesas de Dios estás reclamando el día de hoy?

Autor: Rick Warren

Acerca de Contexto Media Group 3439 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.

Be the first to comment

Leave a Reply