«EE.UU. es una nación de creyentes», dice el vicepresidente Mike Pence en la Marcha de Oración de Franklin Graham

El sábado, durante la actividad de la Marcha de Oración organizada por el evangelista Franklin Graham, el Vicepresidente Mike Pence se dirigió a una multitud de decenas de miles de personas reunidas en el evento que comenzó en el Monumento a Lincoln y terminó a 1,8 millas de distancia en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington.

La actividad fue uno de los dos eventos que se celebraron en la capital de la nación, en los que se pidió a los estadounidenses que se unieran en el arrepentimiento y la oración.

Durante su discurso, el vicepresidente de los EE.UU. transmitió los saludos del presidente Donald Trump, describiéndolo como «un defensor de la gente de fe, de la vida y de la libertad religiosa».

«Desde la fundación de nuestra nación, el pueblo americano y nuestros líderes han ido a la oración en tiempos difíciles», dijo Pence. «George Washington rezó por los líderes y el pueblo de nuestros estados lo que llamó una oración ferviente para que Dios los mantenga a ellos y a nuestros estados en su santa protección. Abraham Lincoln dijo durante su estancia en la Casa Blanca: «Me he puesto muchas veces de rodillas por la abrumadora convicción de que no tenía ningún otro sitio al que ir».

Pence procedió a resaltar cómo el presidente «ha observado muchas veces que América es una nación de creyentes».

«Cuando el presidente y yo viajamos por el país, las palabras más dulces que escuchamos, y las escuchamos mucho, son cuando la gente se acerca y simplemente dice, ‘Estoy rezando por ti’».

También animó a los estadounidenses «a orar por todos aquellos con responsabilidades públicas en el poder ejecutivo, a rezar por todos los miembros del Congreso de los Estados Unidos, (y) a rezar por todos los jueces del Tribunal Supremo, incluyendo a la notable mujer que el presidente nominará para ocupar el puesto», dijo.

«Tras una pandemia mundial, les instamos a que recen por todos aquellos que están luchando contra la pérdida y la enfermedad grave, recen por nuestros médicos y enfermeras, y por todos aquellos que están llevando a Estados Unidos a través de estos tiempos difíciles», añadió.

Al final de su discurso dijo que: «Si su pueblo, que es llamado por su nombre, se humilla y ora… hará como siempre lo ha hecho, en tiempos mucho más difíciles en la vida de esta nación, oirán desde el cielo y sanará esta tierra, esta nación única bajo Dios, indivisible con la libertad y la justicia para todos».

Fuente: Bibliatodo

Acerca de Contexto Media Group 3980 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.