Esperanza para los que nunca quisieron ser adictos

Las adicciones son cárceles internas que le impiden a las personas ser quienes fueron diseñadas para ser, que las inhabilitan para amarse y amar a otros, que los ponen en jaque cada vez que están a punto de lograr algo y que al final les absorben la vida de a pocos alejándolos de la realidad y la capacidad de disfrutar la vida. ¿De dónde vienen y cómo podemos evitarlas? ¿Qué podemos hacer si ya caímos en ellas o si han estado rondando a alguno de nuestros seres queridos? 

El pastor Diego Salazar tuvo una larga relación con las adicciones desde que era un niño,sabe cómo hablan, cómo se mueven, dónde están y cómo entran a la vida de las personas sin importar su edad, condición socioeconómica o profesión. Estuvo involucrado con pandillas, durmió en las calles y soportó el sufrimiento que tiene como consecuencia ser adicto al alcohol, el cigarrillo, las sustancias psicoactivas y el juego. Él experimentó la manera en la cual el vicio consume no solo la vida, sino también la familia de quienes se hacen esclavos de cualquier adicción, porque nadie está completamente a salvo de las garras de la adicción, que no se limita al consumo de sustancias, sino que conforme pasa el tiempo ha encontrado un abanico mayor de formas en las cuales ocultarse: juegos de video, pornografía, comida, sexo y toda actividad en la cual una persona pueda enajenarse en sí misma para no procesar correctamente la realidad y las relaciones. 

Luego de que Diego Salazar se encontró con Jesús y pasó por un profundo proceso de rehabilitación, decidió contar en un libro la historia de su vida y con ella todos los secretos que sabe de las adicciones y lo que las hace tan atractivas y difíciles de percibir en ocasiones; En Nunca quise ser adicto no solo está el espejo de la vida de un hombre que frente a las circunstancias difíciles eligió las drogas como forma de escape, sino también las verdades y herramientas que Dios le dió para salir de la cárcel del vicio y de las que luego tuvo que echar mano para sacar a decenas de personas y familias de esta cárcel llamada adicción. 

Todo lo que vivió en las calles encontró sentido en los años 90 cuando fundó la Corporación Alas Hacia la Libertad en Cristo en el que trabajó para que personas adictas a sustancias psicoactivas pudieran desintoxicarse, y sigue teniéndolo hasta ahora, cuando familias enteras están siendo libres de adicciones y codependencia desde el ministerio Viviendo Nuestra Libertad en Cristo de la iglesia El Lugar de Su Presencia. Ahora con su libro Nunca quise ser adicto, Diego espera que su vida sea de inspiración para cualquiera que esté batallando con cualquier tipo de adicción o que esté cerca de alguien adicto. El libro cuenta además con herramientas prácticas para: 

  • Reconocer síntomas y comportamientos de un adicto 
  • Entender motivaciones y causas del comportamiento adictivo
  • Prevenir adicciones de forma integral
  • Entender y prevenir la codependencia 
  • Entender los pasos y cómo funciona un proceso de recuperación 
  • Frases y versículos de apoyo para el proceso de recuperación
  • Recomendaciones y declaraciones para mantener la recuperación El libro autobiográfico Nunca quise ser adicto ya está disponible y lo puedes encontrar en todas las librerías físicas o en línea de Colombia. 
Acerca de Contexto Media Group 3812 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.