Estación de entrenamiento

¿Sabías que todos deberíamos estar preparándonos? El entrenamiento es la preparación para perfeccionar el desarrollo de una actividad. Se trata de un procedimiento pensado para obtener conocimientos, habilidades y capacidades.

Por ejemplo, en el ámbito militar significa conseguir las condiciones físicas para intervenir y subsistir en combate, adquiriendo además las diferentes habilidades que se necesitan para enfrentar una guerra, el uso de armas y la supervivencia al aire libre ¿qué capacidades has entrenado para lograr tu objetivo?

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre” Juan 14:12 (RVR 1960).

El entrenamiento que Jesús realizó a sus discípulos fue clarísimo, les demostró lo que ellos deberían hacer y después los envió a realizar las mismas cosas e incluso les dijo que podían hacer cosas mayores. El llamado es el mismo para nosotros.

Para lograr el máximo potencial espiritual, un creyente debería tomar a la iglesia como un lugar de entrenamiento, esforzarse por formar su carácter espiritual, purificar su mente y acciones, para acercarse a la persona de Cristo.

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.” Hechos 2:42 (RVR 1960).

Te interesa:  ¿Lo conoces?

Este versículo puede considerarse como una declaración del propósito de la iglesia: Enseñar la doctrina bíblica, proveer un lugar de convivencia para los creyentes, celebrar la Cena del Señor y orar. De igual forma, para ministrar a aquellos que están en necesidad, no sólo en compartir el evangelio, sino también el alimento o vestimenta.

La iglesia está también para equipar a los creyentes en Cristo con las herramientas que ellos necesitan para vencer al pecado y permanecer libres de la contaminación del mundo. Esto se puede lograr con la enseñanza que el Señor nos dejó en las escrituras y el compañerismo cristiano.

¿Cuánto tiempo asistes a una iglesia? Recuerda que tienes un llamado que cumplir. Si llevas varios años de cristiano y hasta el momento sigues siendo la misma persona, sin parecerte ni un poco a Jesús, es posible que te hayas estado conduciendo sin propósito ¿quieres servir a Dios? Entonces sal de la comodidad y comienza a entrenar, el Señor necesita soldados para la guerra.

Fuente:  Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Permitimos la reproducción de esta noticia utilizando la acreditación de la fuente: ContextoMediaGroup.com

Acerca de Contexto Media Group 3986 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.