Hábito de la Felicidad: Invertir en la Eternidad

“En realidad, yo no pretendo que me den regalos, sino que ustedes reciban todos los beneficios de Dios por ser generosos.” (Filipenses 4:17 PDT)

En cada acto que eres generoso, estás invirtiendo en tu hogar eterno.

Jesús le llamo a este principio “acumular tesoros en el cielo”. ¡De hecho Él usó seis veces esta expresión en la Biblia! Si Jesús repite algo seis veces, es mejor que prestes atención. Si no lo haces, vas a perder la bendición.

La vida no se trata de acumular cosas aquí en la Tierra. La vida consiste en acumular cosas en el Cielo. La Biblia dice que no debemos acumular posesiones en la tierra donde los ladrones pueden robar y las polillas y el óxido pueden destruir. Acumula tesoros en el Cielo.

Esto tiene mucho sentido. ¿Por qué? Porque vas a pasar mucho más tiempo en el Cielo, y allí necesitarás los tesoros y recompensas mucho más que en la Tierra. Tienes de 80 a 100 años en este planeta, y vas a tener que dejarlo todo aquí. Pero en el Cielo vas a disfrutar tu tesoro por la eternidad.

Entonces, ¿cómo acumulas tesoros en el cielo? ¿Cómo lo envías allá anticipadamente?

La Biblia dice que puedes hacerlo al invertir en personas. Solamente hay dos cosas que permanecerán para siempre: la Palabra de Dios y las personas. Las personas pasarán la eternidad en el cielo o en el infierno, y tu inversión en una de ellas podría marcar la diferencia. Dios quiere que inviertas en personas, porque tales inversiones tienen consecuencias y recompensas eternas.

Filipenses 4:17 dice, “En realidad, yo no pretendo que me den regalos, sino que ustedes reciban todos los beneficios de Dios por ser generosos” (PDT).

Pablo escribió a los filipenses para expresar su aprecio por el apoyo que le brindaron, pero dijo que lo que tenía el mayor significado y lo que le producía más gozo era saber que su sacrificio y generosidad les daba a ellos tesoros en el cielo. Ellos invirtieron en él, pero también estaban invirtiendo en su hogar eterno.

Tú vas a ser recompensado por todo lo que des a otros. ¿Estás dando tu tiempo? Serás recompensado en el cielo. ¿Estás dando tu energía? Serás recompensado en el cielo. ¿Estás dando tu dinero? Serás recompensado en el cielo.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿En qué maneras concretas estás haciendo una inversión para el crecimiento espiritual de las personas?
  • ¿Qué es lo que más te cuesta dar? Pide a Dios que te dé fe para dejar atrás tu temor o tu egoísmo de tal manera que puedas experimentar su bendición. Puede ser que Él no te pida darlo, pero Él sí quiere tu disposición para hacer lo que Él te pida.
  • ¿Cómo puedes cultivar un estilo de vida que acumule tesoros en el cielo en vez de en la tierra?

SUSCRÍBETE al canal YouTube de los sermones del Pastor Rick >>

Fuente: Daily Hope with Rick Warren

Acerca de Contexto Media Group 3439 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.