¡Imagínate!

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. Filipenses 4: 6-7

Me gustaría que puedas imaginar tener un estilo de vida más pacífico, creo que todos atravesamos diferentes situaciones que nos pueden ocasionar estrés. En la actualidad tenemos que ponernos muchos sombreros, asumir como padres, esposos, proveedores, enfermeros, consejeros, empresarios, amas de casa, empleados y otros cuantos más.

Imagínate la bendición que puedes impartir en cada una de esas labores que realizas. Nuestro ejemplo dice más que nuestras palabras, tenemos que ser conscientes de cada labor que realizamos y la manera en cómo podemos dejar una huella en la vida de nuestros hijos, que en el día de mañana cuando ellos formen sus propios hogares puedan poner en práctica lo aprendido en casa, pero sobre todo que anhelen seguir a Jesús y compartir con otros el mensaje.

Al leer este texto imagínate haciendo cada labor que realizas como si fuera para Dios, pídele que sea tu centro, que te ayude a canalizar las situaciones y que puedas aprender a descansar en Él y en sus promesas, que entiendas que no es con tus propias fuerzas sino con las fuerzas de Dios.

  • No pretendas que todo se vea perfecto en aquello que haces. La perfección no es lo mismo que la excelencia, la primera te consume y la segunda te permite brillar.
  • Aprende a delegar en tus hijos las tareas del hogar y con eso formas su carácter.
  • Lleva una agenda y ve trabajando con cada punto según sea la prioridad.
  • Enseña en cada labor que ejerces con tu ejemplo.
  • Ora y entrégale a Dios tus cargas.
  • Descansa en el Padre y espera en su tiempo.

No permitas que los afanes de la vida destruya el propósito establecido para ti, para tus hijos y tu familia. Ensancha siempre el camino de tus hijos, declara que son de Cristo y recuerda siempre poner en tu boca que ¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece! Filipenses 4:13

Lectura: Filipenses 4: 6-7

Tatihana Pozo

Comunicadora hispana

Reto 440

Acerca de Contexto Media Group 3889 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.