La Adoración Renueva Tus Fuerzas

“Adoren al Señor con gozo. Vengan ante él cantando con alegría”. Salmos 100:2 (NTV)

Para fortalecer tu fe, debes unirte a los demás en la adoración. La adoración es para Dios, pero también tiene beneficios para ti. Estos son dos de los mayores beneficios de adorar con otros creyentes: renueva tu fe y restaura tu gozo.

Isaías 40:31 dice: «Los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.» (NVI).

¿Cuántas veces te has levantado un domingo por la mañana y has dicho: «Estoy tan cansado; realmente no tengo energía para ir a la iglesia», ¿pero luego fuiste a la iglesia y adoraste, y después tuviste más energía? Eso sucede porque la adoración te renueva. Te fortalece. Fortalece tu fe.

No vas a renovar tu fuerza viendo el golf en la televisión. Eso solo te va a hacer más perezoso y perezoso. Te renuevas adorando a Dios con otros creyentes.

Como pastor, a veces pienso dentro de mí mismo como el entrenador en la película de boxeo Rocky. Rocky está afuera en la pelea, y él está sacando su corazón y acaba siendo golpeado hasta la médula. Suena la campana y dice: «Gracias a Dios». Llega a la esquina y el entrenador dice: «Estás haciendo un buen trabajo». El entrenador le arroja un poco de agua, le da una palmadita en la espalda y dice: «Ahora regresa».

A veces siento que eso es lo que estoy haciendo el domingo para mi iglesia. Le digo a la gente: «Estás haciendo un buen trabajo. Ahora regresa. ¡Puedes hacer esto!» Pero no soy yo quien renueva la fuerza de la gente. Es la Palabra de Dios. Es la música, la oración y la adoración junto con otros creyentes.

La Biblia también dice en Salmos 100:2: “Adoren al Señor con gozo. Vengan ante él cantando con alegría”. (NTV).

Creo que debería ser divertido ir a la iglesia. Puede parecer extraño para ti si no se trata de cómo te criaron o cómo te sentiste con respecto a una determinada iglesia a la que has asistido. Pero la Biblia dice que adores al Señor con alegría, no con aburrimiento, tristeza, enojo, o por deber. ¡Deberías cantar de alegría en la iglesia! La iglesia debería tener ese efecto en ti. La adoración debe renovar tu fe y restaurar tu alegría.

«Me alegré cuando me dijeron: ‘Vayamos a la casa del Señor’” (Salmo 122:1 NTV).

SUSCRÍBETE al canal YouTube de los sermones del Pastor Rick >>

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuál es tu actitud general acerca de ir a la iglesia? ¿Qué te motiva a ir a la iglesia?
  • Si tienes una queja sobre el servicio en tu iglesia, ¿Cómo crees que Dios quiere que respondas?
  • ¿Crees que es divertido ir a la iglesia? Si no, ¿crees que se trata más de la iglesia o de ti?

Fuente: Daily Hope by Rick Warren

Acerca de Contexto Media Group 3445 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.