La crueldad del aborto en Puerto Rico

Como parte del primer día de vistas públicas del Proyecto del Senado 591, que tiene como finalidad regular el aborto en Puerto Rico, quedó en evidencia por las mismas deponentes y abortistas del país los métodos utilizados y la frialdad con que se llevan a cabo la muerte de miles de bebés por nacer en Puerto Rico.

A preguntas de la Senadora Joanne Rodríguez Veve, quién era la única legisladora presente en contra de la práctica del aborto, la doctora y abortista Yari Vale confirmó que uno de los métodos utilizados para matar a los bebés en el vientre de las mujeres es picarlos en pedazos, arrancarles las extremidades y luego aplastarles las cabezas a estos bebés.

Según datos ofrecidos en la vista pública, en Puerto Rico la prevalencia de vida de estos bebés por nacer es entre las 23 y 24 semanas de embarazo. Términos donde se practican abortos en Puerto Rico, inclusive sin restricción de tiempo.

“Si, hasta la fecha, no tengo límite”, asegura la Doctora Yari Vale, cuando se le pregunta sobre el tiempo límite que tiene para practicar un aborto en el hospital.

Además se le pregunta que diferencia encuentra entre quitar la vida de la criatura a las 24 semanas dentro del cuerpo de la mujer versus fuera, contesta que “en términos clínicos es más fácil llevar un procedimiento de terminación de embarazo cuando el feto está muerto”. Explica que este procedimiento incluye desmembramiento del “feto”, luego de que se le ha inyectado una solución que le ocasiona arritmia fetal, lo cuál termina con la vida de la criatura.

Por su parte, se le pregunta a la deponente Mayra Díaz Torres de la Organización Aborto Libre, cuán desarrollado está el bebé en su segundo trimestre, no obstante no lo sabe precisar. “No tengo la capacidad para contestar esa pregunta” aclara. También se le pregunta la diferencia entre un feto de 24 semanas y un bebé de 24 semanas e indica “no han nacido”. Esta pregunta surge luego que se trajeran datos de bebés prematuros de 24 semanas que luego de un ingreso en un hospital logran desarrollarse.

“El cigoto, embrión o feto no tienen derecho según nuestro ordenamiento” explica Patricia Otón Olivieri, abogada y activista en pro del aborto, quien también fuera una de las deponentes. Establece que los derechos de la madre gestante van por encima del “feto”.

Fuente: Buenas Nuevas

Acerca de Contexto Media Group 4092 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.