La Fe te Ayuda a Enfocar tus Metas

“Que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros.” (Efesios 3:20 NTV).

Sabemos que tener metas es importante porque la Biblia nos dice que Jesús tenía metas. De hecho, él a menudo anunció públicamente cuales eran sus metas para la siguiente fase de su ministerio.

Así que, ¿Por qué deberías tener metas? Hoy vamos a hablar sobre tres razones para tener metas, y mañana hablaremos sobre otras tres.

  1. Necesitas tener metas porque es una responsabilidad espiritual.

Si no tienes metas para tu vida, ya has decidido permitirles a otras personas dirigir tu vida. Cuando no decides de antemano lo que es importante, estás permitiendo que otras personas decidan. Terminas desperdiciando tu tiempo, porque no has aclarado como quieres crecer como un seguidor de Cristo.

La Biblia dice que es madurez espiritual, tiene que tener tus metas y avanzar hacia ellas mientras mantienes tu enfoque.

“No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que ya haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa perfección para la cual Cristo Jesús primeramente me hizo suyo… avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús. Que todos los que son espiritualmente maduros estén de acuerdo en estas cosas. Si ustedes difieren en algún punto, estoy seguro de que Dios se lo hará entender” (Filipenses 3:12, 14-15 NTV)

  1. Necesitas tener metas porque son declaraciones de fe.

Si eres un creyente en Jesucristo y tienes metas, estás diciendo, “Creo que Dios quiere que cumpla esto a este tiempo”. Esto es lo que creo que Dios va a hacer en mi vida”.

Las metas no solo son declaraciones de fe. Ellas hacen crecer tu fe. Entre más grande tu meta, más crecerá tu fe. Y eso complace a Dios.

Efesios 3:20 dice, “Que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros” (NTV).

  1. Necesitas tener metas porque eso enfoca tu energía.

Enfocarte es la clave para una vida efectiva. Si esparces tu energía y distribuyes entre muchas cosas, no harás ningún impacto. Pero si enfocas tu vida, va a ser poderosa, y cambiará al mundo.

No tienes el tiempo de hacerlo todo. Pero esta es una buena noticia: ¡Dios no espera que hagas todo! La clave para ser efectivo en la vida como un seguidor de Jesús es hacer lo que importa más y olvidarlo todo. Las metas te ayudan a mantener ese tipo de enfoque.

“Por eso yo corro cada paso con propósito. No solo doy golpes al aire” (1 Corintios 9:26 NTV).

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo reflejan tus metas lo que crees sobre Dios?
  • ¿Tu familia fija metas junta? ¿Por qué es importante hacerlo como familia?
  • ¿En qué cosas ocupas tu tiempo y energía que puede que no importen?

By; Rick Warren

Acerca de Contexto Media Group 3675 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.