La reflexión

No tienen, porque no piden. Y, cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones. Santiago 4:2-3

La biblia enseña en el libro de Santiago dos cosas del porqué no tenemos.

1. Porque no pedimos.

2. Porque no sabemos pedir

Si tuvieras que pedir algo hoy, ¿Qué pedirías?

Es importante tener claro qué no es solo pedir por pedir, aun pedir tiene unos protocolos. Además cuando te dan la oportunidad de pedir, más vale que antes de ese momento lo tengas anticipado, es decir ya lo hayas ensayado.

Hay cosas en la vida que no tienen una segunda oportunidad. De hecho alguien dijo: no hay segundas oportunidades para una primera impresión. Con esto, debemos trabajar en poder saber pedir, y que lo que pidamos sea conforme a nuestro propósito y no a nuestros caprichos.

Muchos cuando piden, piden desde sus deseos egocéntricos, con el ánimo que otros vean lo que tiene.

Es muy frecuente que por estos días de fin de año muchas compañías, organizaciones, ciertas familias y personas, se dediquen a revisar lo que ha transcurrido del año, bien sea para ver como están sus equipos de trabajo, como están las personas en sí; se están tomando el tiempo para revisar como están sus emociones, su mente, su cuerpo; como están sus financias y muchos, han hecho un stop más intencional para evaluar como está su vida espiritual.

Tener momentos para la reflexión de lo vivido durante estos últimos meses, es poder ver con mayor capacidad qué ha pasado dentro de ti, que estás aprendiendo de esta situación, que te falta y que puedes aun hacer en medio de lo que experimentas cada día.

La palabra detenerse, tiene que ver con detenernos a pensar, evaluar y poder sacar todo el espacio de aprendizaje, durante este año para poder decir: a Dios 2020.

Estos 17 días del reto440 nos ha permitido meditar con base a la ley del Señor siendo esta, el mejor estándar que podemos tener, trayendo a nuestras vidas varias cosas:

1. Mayor tiempo para reflexionar con base a su palabra.
2. Comprender que ahora la constante es el cambio.
3. Adaptarnos rápidamente a las nuevas formas de relacionarnos.
4. Ser conscientes que la venida del Señor está cerca y él nos está llamando
5. Que hoy más que nunca debemos ajustarnos a la estrategia de Dios.

Lectura: Josué 15. Santiago 4:2b-3

Marito Naranjo

Comunicadora hispana

Reto 440

Acerca de Contexto Media Group 3980 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.