La respuesta de Dios a la necesidad de una persona, es otra persona

La respuesta de Dios a la necesidad de una persona, es otra persona.

Me rodearon ligaduras de muerte, Y torrentes de perversidad me atemorizaron.Ligaduras del Seol me rodearon, me tendieron lazos de muerte. En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.” Salmos

Hoy no quiero recordar lo difícil que ha sido para unos más que otros este año, hoy quiero recordarte que al igual que el salmista aún hay tiempo de invocar al Dios de Salvación, aquel cuyo brazo no se ha acortado y que en tu angustia y en tu dolor no esconde su rostro sino que inclina su oído y escucha tu voz, hasta su trono rebosante de gracia llega tu oración, aun este tiempo se hace propicio para clamar a Él, entregarle lo que hoy duele, entregarle el tiempo que resta de este año puede ser la garantía de una obra sorpréndete.

El salmista compuso el cántico del salmo 18 dirigiendo a Jehová palabras de agradecimiento pues, aunque estaba siendo perseguido por Saúl y aunque no podía ver lo que su futuro en Dios tendría para él, tenía una certeza, su corazón sabía que Dios obraría en su favor.

Hoy quiero sembrar en tu corazón una palabra que cambió mi vida cuando el 1 de mayo de este 2020 y en pleno auge de la pandemia, decidí clamar a Jehová y cantar de una victoria que solo en Él yo podría ver.

Canta de tu victoria y entrega a Dios este final del 2020 porque te aseguro que desde su templo oirá tu voz, clama y verás llegar delante de Él tu voz y sus oídos inclinarse a ti.

Recuerda, ¡Hoy el Señor mismo te revela la estrategia!

Lectura: Salmos 18:4-6

Ángela Rodríguez

Comunicadora hispana

Reto 440

Acerca de Contexto Media Group 3992 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.