Más Cercanos

Tú, Señor, estás cerca;

Salmos 145:18

¿Has pedido en oración estar más cerca del SEÑOR? Cuando se estrechan relaciones con alguien es muy sencillo conectarse de una forma íntima. Podría parecer una petición simple, pero si la hacemos sinceramente tendrá algunas implicaciones relevantes.

Estar más cerca es escuchar más verdades, más consejos, más secretos, más revelaciones; ser más cercanos es abrir el corazón respecto a lo que se piensa y siente; estar más cerca es observar desde una distancia casi personal donde el conocimiento mutuo es prácticamente natural. Donde comienzas a notar lo que de ninguna otra forma podrías saber.

Para ser cercano a  alguien se requiere de una voluntad expresa para estar en el mismo lugar, se requiere compartir tiempo, pasiones y hasta propósitos. El señor Jesús dijo esa primera palabra a quienes fueron sus discípulos, les dijo: “Sígueme”, en otras palabras te quiero cerca de mí.

No cabe la posibilidad de que Dios te haya elegido para ser un extraño. Dios está interesado en una relación íntima con cada persona que por su gracia ha respondido a su voz. A través de algunas acciones podemos actuar intencionalmente para estar más cercanos.

– Conversa con Dios, no hagas de tus oraciones un monólogo. Aunque seguramente el Señor está ávido de escuchar, también lo que él puede decirte tiene el poder de colocarte justo donde es tu lugar.

– Adora. Los tiempos de adoración no se limitan al momento de música en los servicios de la iglesia. Es más bien darle un fruto de labios, cargados de palabras que reconocen quién es Dios, palabras que sean sinceras, gratas y de bendición. Si le restas tiempo a la queja y lo inviertes en adoración estarás más cerca de Él.

– Guarda su palabra en tu corazón. Probablemente la puerta del corazón está hecha de papel. Anota sus palabras, piensa en ellas, recuérdalas varias veces al día. Eleva tus oraciones conforme a ellas.

– Sírvele más. Para quienes incluso trabajan al interior de la iglesia local podría parecerles demasiado. Pero servirle más no se refiere a que no te quede tiempo para nada. En realidad significa que si dedicas horas o días al servicio, te asegures de no entrar en una dinámica robotizada de servicio. Aborda a Dios con tu servicio, asegúrate de que tu amor por él sea perceptible; quien debe notarlo es Él.

Quizá hemos comenzado a descubrir juntos el misterio de la comunión. Es sencillo, además nacimos para estar con él. Nos vemos en el regazo de nuestro Dios y Padre.

Su palabra dice en el Salmos 145:18 “Tú, Señor, estás cerca de quienes te invocan, de quienes te invocan con sinceridad”.

ORACIÓN

Gracias porque puedo buscarte con sinceridad y puedo hallarte. También comparto contigo el deseo de estar más cerca de ti, te bendigo Señor con todo mi corazón. En el nombre de Jesús amén.

Fuente: Alianza de Comunicadores Cristianos de México

Permitimos la reproducción de esta noticia utilizando la acreditación de la fuente: ContextoMediaGroup.com

Acerca de Contexto Media Group 3675 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.