¿Por qué estresado? ¿Trabajado mucho o muy preocupado?

“No se preocupen por nada” (Filipenses 4:6 NTV).

Puedes pensar que estás estresado porque tienes mucho trabajo que hacer. Puedes pensar que tu jefe es irracional. Puedes estar en lo correcto.

Pero esa no es la razón por la cual estás estresado.

El trabajo no nos estresa. Las preocupaciones sí.

El trabajo no nos quita el sueño por las noches. Las preocupaciones sí.

Probablemente no estés trabajado de más. Probablemente estás preocupado de más.

Dios no mide sus palabras en la Biblia al respecto de lo que piensa de la preocupación.   Él dice, “No se preocupen por nada” (Filipenses 4:6 NTV). ¿Ves algún espacio para dudas en ese versículo? Yo no. No encontrarás ninguna excepción.

Nunca te preocupes por nada.

Es una aseveración tan grande que lo abarca todo.

Cuando se trata de preocuparse, simplemente no lo hagas. Eso es lo que la Biblia dice. Pero Dios también nos dice que hay algo que podemos hacer con nuestra preocupación.

1 Pedro 5:7 dice, “Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes” (TLA).

Me gusta mucho la palabra pongan o en otras versiones echando, porque en el original griego es dejarlo ahí. No es como lanzar una pelota de beisbol o lanzar una roca a un lago. Solamente dice déjalo ahí – déjalo ir.

No te hace ningún bien engancharte con lo que te preocupa. ¿Por qué no lo dejas ir?

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué preocupaciones parecen atraparte con más facilidad?
  • ¿Qué temor tienes si dejas de preocuparte por aquello que te mantiene despierto en las noches?
  • ¿Cuáles son algunas maneras en los que puedes crear el nuevo hábito de echar tus preocupaciones sobre Dios? ¿Qué personas en tu vida te pueden escuchar mientras compartes tus preocupaciones?

By Rick Warren

Permitimos la reproducción de esta noticia utilizando la acreditación de la fuente: ContextoMediaGroup.com

Acerca de Contexto Media Group 3669 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.