¿Es el Presidente Trump un Ciro?

Contra todos los pronósticos, Donald Trump fue nombrado presidente. Arrasó en el sistema del Colegio Electoral. Lo cual me llevó a preguntarme, ¿Será que Dios tiene un plan en esto? Ciertamente así espero que sea y oró por él a menudo. Muchas personas creen que él es un Ciro. ¿Pero eso qué quiere decir?

No me opongo a decir, “Dios lo/la ha llamado a ser una Rut” o “El Señor ha puesto sobre él una unción de Ciro,” o “Él tiene un corazón como el de David.” Por ejemplo, con respecto a mi buen amigo Don Finto, no tendría ningún problema en llamarlo un Rut del presente, por la manera en que se ha conectado con el pueblo judío.

Entonces, ¿Trump es un Ciro?

En primer lugar, ¿quién fue este Ciro? Fue el rey de Persia que permitió que Nehemías regresara a Israel y reconstruyera a Jerusalén y sus muros. Asombrosamente, Isaías lo profetizó mucho antes de que estuviera vivo. ¡La profecía se dio 150 años antes de que Ciro fuese rey!

“que dice de Ciro: Es mi pastor,

y cumplirá todo lo que yo quiero,

al decir a Jerusalén: Serás edificada;

y al templo: Serás fundado.” (Is. 44:28)

Babilonia fue el instrumento de juicio de Dios contra el Israel pecaminoso. Pero era tiempo para que los judíos regresasen a casa. Ciro, el Rey del Imperio Persa, atacó a Babilonia, liberó a los judíos permitiendo que regresasen y reconstruyesen su país y por supuesto el Templo.

Se Trata de Israel

Mientras que Ciro era el líder poderoso de un imperio, no sabemos nada de su vida personal. No obstante Dios lo levantó para apoyar a Israel—para ayudar a restaurar la nación judía.

“Por amor de mi siervo Jacob,

y de Israel mi escogido,

te llamé por tu nombre [Ciro, ver v.1]

te puse sobrenombre,

aunque no me conociste.” (Is. 45:4)

Ciro no era un creyente. Sin embargo, Dios lo escogió y “él edificará mi ciudad, y soltará mis cautivos.” (Is 45:13)

Tres Razones por las que Trump Pueda Ser un Ciro

  1. El Presidente tiene la autoridad para reconocer a Jerusalén (reconstruir la ciudad) y trasladar la embajada a Jerusalén. Esta analogía simbólica requiere algo de imaginación, pero tomar esas acciones se podrían ver como un paso fundacional. Como mínimo, un Ciro sería extremadamente favorable hacia Israel.
 

“que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado.”

Isaías 44:28
 
  1. El antiguo Ciro no “reconoce” inicialmente al Señor. Eso lo vemos dos veces (Is. 45), pero también vemos que Dios hace todas estas cosas por medio de él, en parte para “que sepas que yo soy Jehová.” (Is. 45:3) De todas las profecías que he escuchado antes de que ganase el Presidente Trump, hubo una que realmente tocó mi corazón, desde bien atrás en el año 2007.

“Escuchen la palabra del Señor. Dios dice, ‘Pondré a su mando un presidente que ore por dos periodos, pero no será un presidente que ore al comienzo. Lo pondré en el poder y luego lo bautizaré con el Espíritu Santo y mi poder, dice el Señor de los Ejércitos. Habrá un presidente que ore, no uno que sea religioso. Pues engañaré al pueblo, dice el Señor. Engañaré al pueblo, sí lo haré.’” Kim Clement

Pues, basado en el comportamiento del Presidente Trump, es seguro decir que la primera parte era verdad. Algunos han dicho, “Oiga, es un creyente bebé.” En efecto, hay muchos rumores por oficiales y pastores cristianos confiables, de quienes se ha rodeado, que afirman que ha orado para recibir a Jesús como su Salvador.

 

Cuando Cal Thomas de New York Times recordó al presidente electo que el arrepentimiento por los pecados es un requisito a la salvación (!), Trump respondió “Estaré pidiendo perdón, pero espero que no tenga que pedir mucho perdón.” No digo esto para condenarlo, ¡pero para mostrar que necesitamos orar para que él tenga un poderoso encuentro con Dios!

Muchas de sus acciones han sido buenas y nobles para Estados Unidos—por ejemplo, escoger un hombre temeroso de Dios para la Corte Suprema, reduciendo la inducción de los transexuales a las fuerzas armadas, promoviendo reuniones de oración de congresistas y senadores cristianos, escogiendo un verdadero hombre de Dios, Mike Pence, como Vicepresidente, y aligerando el sesgo contra las organizaciones cristianas y judío mesiánicas por IRS (Servicio de Impuestos Internos) y el Departamento de Justicia, sólo para nombrar unos cuantos.

No obstante, sus palabras de venganza e ira contra cualquiera que él percibe que está en su contra contradicen a un hombre que está caminando de cerca con el Señor.

  1. Por lo tanto, él es una opción poco probable como presidente. Nadie le daba a Trump las de ganar. El abuelo de Ciro intentó matarlo dos veces porque tenía miedo que lo remplazaría. El Señor sí prevé que habrá confusión entre aquellos que le sirven en cuanto a Su elección.

“¡Ay del que contiende con su Hacedor! ¡Ay del que no es más que un tiesto

entre los tiestos de la tierra! ¿Acaso el barro le reclama al alfarero:

«¡Fíjate en lo que haces! ¡Tu vasija no tiene agarraderas!»?

¡Ay del que le reprocha a su padre: «¡Mira lo que has engendrado!»

¡Ay del que le reclama a su madre: «¡Mira lo que has dado a luz!»”

(Is. 45:9-10)

Sin duda, los israelitas hubieran deseado un salvador judío en vez de un Ciro—¿tal vez alguien del linaje de David? Dios se anticipó a la reacción y básicamente dijo que Él es Dios y hará Su voluntad como a Él le place. Y asimismo, Trump—quien no es un conservador de toda la vida, con un pasado con altibajos—parece una opción poco probable.

 

¿Es condicional?

No todas las profecías o promesas son incondicionales. Puede ser que el vínculo Trump/Ciro dependa tanto de sus acciones como de nuestras oraciones. Todos somos conscientes que hay muchos creyentes orando por él. Pero, mientras que Dios puede que lo haya llamado a ser un Ciro, no arrancó bien.

El escenario estaba listo para que favoreciera a Jerusalén. Él estaba en Israel en las horas previas a su aniversario 50o de reunificación. Pero en vez de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar la Embajada de Estados Unidos, se enfocó en buscar la paz entre los israelíes y los palestinos. Su yerno—un hombre con cero experiencia en dichos asuntos—se ha dado cuenta rápidamente que lo más probable es que no haya solución.

 

“Estaré pidiendo perdón, pero espero que no tenga pedir mucho perdón.”

Presidente Donald Trump

 

No existe duda que el Presidente Trump había planeado reconocer a Jerusalén y trasladar la embajada, pero obviamente había aquellos, posiblemente los de su propia familia, que lo convencieron que no lo hiciera. Sin embargo, según las últimas novedades, Trump ha dicho nuevamente que está considerando el traslado.

Permítame ser claro:  Ciro nunca negoció la paz entre Israel y sus enemigos—pero sí favoreció a Israel—y eso es a lo que fue llamado.  Entonces mientras que muchos dicen a ciegas “Trump sabe lo que está haciendo,” o “Trump cumplirá su promesa de trasladar la embajada en el futuro,” Trump nunca debería presionar a Israel a ceder tierra, lo que quiere decir en el contexto actual, asentamientos.  Joel habla sobre el juicio que vendrá a dichos líderes que dividan la tierra de Israel. (Joel 3:2)

Ciro fue levantado por una sola razón—para la restauración de Israel. Por favor lea usted mismo en Isaías 44:28 y 45:1-13.

Y luego ore.

Ron Cantor es fundador del ‘Mandato del Mesías’ y anciano de la Congregación Tiferet Yeshua en Tel Aviv.

messiahsmandate.org

Fuente: Maoz-Israel Español http://www.maozisrael.es/

Acerca de Contexto Media Group 3445 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.