Qué hacer si no puedes dejar atrás el pasado

Cualquier cambio en la vida significa una nueva oportunidad para comenzar. Sin embargo, muchos no pueden hacerlo porque están atrapados por su pasado. Esto hace que todo lo nuevo sea difícil de manejar, ya que siguen encadenados al ayer.

Puede que ese sea tu caso y te cueste dejar atrás el pasado, pero no te das cuenta. Si es así, estas señales te ayudarán a examinar tu vida.

Si estás atrapado en el ayer

  • Guardas rencor o resentimiento por algo que sucedió.
  • Te culpas (o a otra persona) por algún hecho.
  • Sigues pensando en las malas decisiones que tomaste.
  • Tienes pensamientos que comienzan en: «y si…»
  • El futuro no te emociona o no tienes planes.

Si has identificado estos comportamientos en tu vida, es probable que necesites superar algunas etapas y dejarlas atrás. Y si no sabes cómo hacerlo, presta atención a los siguientes consejos.

Para dejar atrás el pasado…

1. Haz una lista de lecciones

Es probable que te hayas preguntado muchas veces qué hubiese pasado si tus decisiones hubieran sido distintas. Pero el pasado no se puede cambiar, así que de nada vale que pienses en las probabilidades de lo que pudo suceder. En cambio, reemplaza esos pensamientos por lecciones.

En lugar de pensar en «y si…», escribe las lecciones que aprendiste de lo que sucedió. Además, anota cuál fue tu reacción del momento y cómo deberías reaccionar la próxima vez.

Recuerda que este ejercicio no es para buscar culpables, sino para ayudarte en tu proceso de aprendizaje y sanidad.

2. Prioriza la sanidad

Los traumas y malas experiencias que tenemos son heridas que, si no se cierran, afectan nuestro presente y futuro. Es por ello que para salir adelante es imprescindible priorizar la sanidad emocional y espiritual.

Puede que creas que no hablar de un trauma hará que tenga menos importancia; no obstante, eso solo hará que el problema siga como una herida abierta que puede sangrar en cualquier momento. Así que no menosprecies tu sanidad y haz que sea tu prioridad.

3. Pide la ayuda de Dios

Hay muchos pasajes en la Biblia que dicen que Dios nos perdona y no se acuerda de lo que hicimos en el pasado (Miqueas 7:19), si es que nuestro arrepentimiento es genuino.

Lamentablemente somos los humanos quienes siempre traemos el pasado como si fuera un tema del presente. Por eso es que necesitamos la ayuda de Dios: para ver la vida desde Su perspectiva y no de la nuestra.

Jesús nos dio Su paz (Juan 14:26–27); y solo tenemos que aceptar ese regalo y dejar que Su paz inunde nuestro corazón, de modo que nos reconciliemos con nuestro pasado y vivamos en paz con él.

4. Entrena tus pensamientos

Tus pensamientos pueden ser tu peor enemigo, porque te harán recordar tu pasado en momentos clave en donde tienes que salir adelante. Para evitar esta situación, reemplaza tus pensamientos negativos por promesas de Dios y lo que Él dice de ti en Su Palabra.

Cuando comiences a culparte por tu pasado, a sentir resentimiento o cualquier otra emoción que no te deje avanzar, ponte un límite y oblígate a cambiar el rumbo de tu mente. Quizá te cueste un poco al principio, pero confía en el Espíritu Santo y Él te ayudará a acercarte a Dios.

5. Elige el perdón

Uno de los principales motivos por los que muchos no pueden dejar atrás el pasado es porque no han perdonado.

Ignorar un problema no es perdonar. Tampoco es hacer como que nunca pasó. El perdón es una parte esencial del crecimiento, porque sin él no hay libertad.

Por ejemplo, antes de darnos vida eterna, Dios nos ofrece perdón a través de Jesús. Sin ese perdón no estamos listos para disfrutar de Sus bendiciones. De igual manera, el perdón nos da la libertad que necesitamos para mirar el futuro con esperanza.

Ahora bien, puede que hayamos perdonado a todas las personas de nuestro pasado, pero no a nosotros mismos. Podemos saber que esto es así cuando constantemente nos culpamos y creemos que nos merecemos todo lo malo que sucede. En estos casos, quien necesita perdón somos nosotros mismos.

Dios nos ofrece perdón y paz, y ambos se aplican también para nuestras vidas. Esto significa que podemos estar en paz con nosotros si es que aceptamos ese regalo de Dios.

Si quieres aprender más sobre cómo seguir adelante en la vida, visita nuestra campaña #ConEquipajeLigero.


Fuente: CVCLAVOZ.

Acerca de Contexto Media Group 4022 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.