¿QUE TE IMPULSA?

“Por demás he trabajado, en vano y sin provecho he consumido mis fuerzas; pero mi causa está delante de Jehová, y mi recompensa con mi Dios” Isaías” 49:4

¡Todos tenemos una motivación interna que nos impulsa hacia adelante! Algunos son impulsados por un problema, una presión o una fecha límite, y otros por dinero, fama y poder.

Hay cientos de circunstancias que impulsan la vida de una persona, y comprender qué es lo que te impulsa es la clave para entender si estas respondiendo al propósito de Dios en tu vida. Aquí hay cinco motivaciones comunes:

Impulsado por Culpabilidad: Personas impulsadas por culpabilidad son manipuladas por los recuerdos porque permiten que su pasado controle su futuro, creyendo que sus errores pasados son más grandes que Dios. Cuando Caín pecó, su sentido de culpa lo desconectó de la presencia de Dios, y Dios dijo: «serás un vagabundo sin hogar sobre la tierra» (Gén. 4:12). Eso describe a estas personas, andan vagando por la vida con sentido de culpa.

Impulsado por Resentimiento: Algunas personas impulsadas por el resentimiento «callan» e internalizan su ira, mientras que otras «explotan». Ambas respuestas son equivocadas e inútiles. El resentimiento siempre te duele más que a la persona a quien le resientes. En lugar de liberar su dolor a través del perdón, lo repiten una y otra vez en sus mentes.

Impulsado por el Miedo: Personas impulsadas por el miedo, producto de una experiencia traumática, a menudo pierden grandes oportunidades porque temen aventurarse. En su lugar, juegan a lo seguro, evitan riesgos y tratan de mantener el estatus-quo.

Impulsado por el Materialismo: Este impulso de querer siempre más se basa en el concepto erróneo de que tener más me hará más feliz, más importante y más seguro, pero las tres ideas son falsas. Las posesiones solo proporcionan felicidad temporal.

Impulsado por la necesidad de Aprobación: Muchos adultos todavía están tratando de ganarse la aprobación de sus padres. Otros son impulsados por la presión de los compañeros, siempre preocupados por lo que otros puedan pensar de ellos. Desafortunadamente, los que siguen a la multitud generalmente se pierden en ella.

CONCEPTO IMPORTANTE

Hay otras fuerzas que pueden impulsar la vida de las personas, pero todas llevan al mismo callejón sin salida. Al profeta Isaías le parecía que ya todo estaba terminado pero una cosa lo impulsaba y es que su causa estaba delante de Dios y que la recompensa vendría de parte de Él.

Una clave del fracaso es tratar de ser guiado por mis propios impulsos. Nada puede reemplazar la presencia de Dios en tu vida. Moisés lo dijo de esta manera: “Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí” (Éxodo 33.15)

No conozco lo que está impulsando tu vida, pero si es una de estas cinco te ruego que por favor hagas un alto en tu vida. Pide a Dios que te pueda liberar de esta atadura. Jesús dijo: “¡Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres!” (Juan 8.36).

MOTIVO DE ORACION

Señor Jesús hoy vengo delante de ti reconociendo que he sido guiado por impulsos y motivaciones equivocadas. Te ruego que me perdones y liberes de estos impulsos que me están consumiendo. Lléname de tu presencia y enséñame los propósitos que tienes para mi vida.

Venga Tu Reino Hoy Pastor. Arnold Enns

Permitimos la reproducción de esta noticia utilizando la acreditación de la fuente: ContextoMediaGroup.com

Acerca de Contexto Media Group 4071 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.