¿A qué responderemos?

Dentro de nuestra sociedad, algunos han pretendido cambiar el curso de la vida natural en cuanto a como y cuando seguir a Dios.

Evidentemente, no han tomado en cuenta los efectos nocivos que esto provoca. Aquellos que han elegido un estilo de vida descontrolada y orientada a satisfacer sus placeres y deseos, traerán  consecuencias y graves daños a su vida y a los que están en su entorno.

Históricamente todos los conflictos bélicos, aun hasta las dos grandes guerras mundiales, fueron antecedidas por el placer y el deseo de algunos sectores de la humanidad. Si el placer y deseo es lo que domina al ser humano, advendrá a la sociedad contiendas, odios, divisiones y guerras.

El placer y el deseo desmedido corrompen y esclavizan a la raza humana, imponiendo su  propia voluntad y no la de Dios.

Ojalá nos podamos hacer eco de las palabras de Jesucristo en su diálogo con el Padre:

’NO SE HAGA EN MI EL DESEO Y LA VOLUNTAD EGOCÉNTRICA, MAS BIEN TU SANTA VOLUNTAD.’’

 Rev. Moisés Román Díaz

Pastor Rector

Iglesia Evangélica Ministerio Sanador

 

Acerca de Contexto Media Group 3445 Articles
Conciertos, Música, Libros, Eventos y todo lo relacionado al mundo Cristiano.