El joven Liaz propone una importante carga teológica a sus canciones

20 de marzo de 2024

El joven Liaz propone una importante carga teológica a sus canciones

Desde Ecuador, Elías Daniel Ortega Gálvez, artísticamente conocido como Liaz, aparece en el mercado musical cristiano de América Latina con un sonido actual y letras que hacen pensar. El joven ecuatoriano se encuentra cursando su carrera teológica y vuelca sus conocimientos para que las letras de sus canciones tengan un peso específico dado por su profundidad bíblica.

Recientemente, Liaz viene de difundir su nuevo sencillo, “Pablo en Efeso”, como lo viene haciendo desde hace un año. Desde “Tu amor”, su primer corte de difusión, Liaz es constante en el lanzamiento de canciones que dejan claro que estamos ante uno de los nuevos valores de la música urbana que enarbola el amor de Dios como hilo conductor de sus composiciones. Así se puede apreciar en las letras de sus siguientes temas, “Mi aliento”, “Eterno” o “Por ser así”, en la que se destaca la gratitud por tener a Dios en el corazón, a pesar de las falencias que podamos tener en la vida.

Con apenas 20 años, Liaz demuestra una notable madurez a la hora de encarar una composición, y cuenta que “al componer me inspira una visión que Dios me dio por la que obedecí su llamado en la música. Yo estaba en un culto de adoración quebrantado en la presencia De Dios. De repente abrí mis ojos y miré a todos quebrantados adorando a Dios. En ese momento le dije: ‘yo quiero estar donde esto siempre suceda, donde se adore tu nombre con tanto amor y tanta pasión que lo único que importa sea eso’. Al instante Dios me respondió con una visión, estaba viendo el mismo escenario: gente postrada y rendida en completa adoración y quebranto ante Dios, solo que esta vez yo los estaba viendo desde un escenario. Dios me decía que Él quería usar mi música de esa manera, para glorificarse y derramar su presencia sobre quienes la escuchen. Siempre recuerdo esto antes de componer, y le pido ayuda al Espíritu Santo para escribir cada letra, me aseguró que cada una se alinee con la palabra de Dios”.

“Pablo en Efeso” es su, hasta ahora, último lanzamiento, y tiene un título muy sugestivo, que va más allá de una temática testimonial -que también la tiene- y muestra apego a la historia bíblica. No es casual que por estos tiempos se encuentre cursando su carrera de Teología en el afamado IBRP (Instituto Bíblico Río de la Plata), de Buenos Aires.

«Cuando llegué a Argentina después de haberme graduado del colegio creí que la adaptación iba a ser muy difícil», comenta respecto a esta etapa en un país lejano y sumado la responsabilidad de cursar sus estudios teológicos. Y agrega que «gracias a Dios que no fue así, ya que Él había preparado amigos, consejeros y personas maravillosas para ayudarme en ese proceso. En el Instituto conocí a amigos que se convertirían en hermanos y me empujarían a Cristo todos los días. Después de un tiempo me acomodé y el IBRP se convirtió en mi segunda casa. Le agradezco a Dios por haberme puesto en ese lugar. Nunca estuvo en mis planes estudiar teología, y mucho menos vivir en un Instituto Bíblico por un año entero, pero Dios tenía otros planes y me sorprendió. Mi pasión por el evangelio y la palabra de Dios fueron claves a la hora de componer canciones para El Señor. La teología me ha ayudado pero la amistad con el Espíritu Santo ha sido lo que me ha llevado más allá en la música»

El grado de imprescindibilidad que tiene el estudio de la Biblia a la hora de componer canciones y desarrollar su ministerio musical, es de suma importancia para Liaz, quien sostiene que «la Palabra es lo más importante. Si bien mi música está enfocada mayormente en la juventud y en brindarles música que edifica, lo más importante para mí es el mensaje detrás de una canción. Dios me ha mostrado que la música sin la Palabra de Dios se convierte en otra fuente de dopamina, pero con la palabra tiene el poder de transformar los corazones. Por esta razón utilizo la música como una excusa para predicar las buenas noticias del evangelio, y siempre que presento alguna de mis canciones me gusta dar el mensaje detrás de la canción que para mí es más importante que la canción en sí. La palabra es mi guía al componer, pero siempre tengo que asegurarme que mi intimidad con El Espíritu Santo sea más grande que el conocimiento que pueda tener sobre Él. No es lo mismo conocer muchas cosas de la Biblia, que experimentar el amor y el fuego del Espíritu en cada momento y sobre todo al componer. La comunión y la Palabra son lo más importante».

A pesar de su corta edad, Liaz pudo experimentar momentos que a otros artistas les puede llevar más años, como recorrer países llevando tu música, participar de eventos grandes, compartir escenario con artistas ya consagrados, obtener premios…  «Todo eso me hace sentir muy privilegiado pero a la vez me recuerda que si no fuera por Dios nada fuera posible. Mucho tiempo intenté alcanzar las cosas de este mundo con mis propias fuerzas y nunca tuve éxito. Cuando dejé que Dios tome el control de mi vida por completo, pude verlo hacer cosas maravillosas aún cuando yo no lo merecía», reflexiona este joven artista que hoy representa uno de los valores más prometedores de la escena musical cristiana latina.

Otras publicaciones que podrían gustarte

  • Naara Pérez presenta «Solo Tú»

  • «En Tu Habitación» lo nuevo de Abba Pater Worship

  • Tatihana Pozo Puccini lanza “Corazón Agradecido”